Yugo es un perrito mayor, que nunca le ha gustado ir al veterinario y está muy cómodo viviendo en su casa y jugando en su jardín, por eso nos contactaron sus propietarios para hacerle visita a domicilio. 

 

Tenía un problema en la orejita y, aprovechando la visita, hicimos un control de sangre geriátrico debido a su edad.

 

Es muy importante, aunque nuestro animal no presente ningún síntoma, realizar pruebas de sangre periódicas para poder detectar cualquier problema antes de que afecte a nuestra mascota.