La leucemia felina

La leucemia felina

Aunque la leucemia felina lleve este nombre, leucemia, es una enfermedad vírica (no tumoral, aunque puede causarles) muy peligrosa, sin cura, y altamente transmisible entre gatos de la calle y gatos no correctamente vacunados. Así que es muy importante su temprana identificación en el veterinario y la prevención mediante la vacunación.

Contacta con nuestro centro veterinario si sospechas que tu gato esté enfermo.

Como hemos dicho la leucemia felina, o FeLV, es un retrovirus muy común entre los gatos a quienes la afectación provoca una depresión del sistema inmune. Las afectaciones que provoca mayoritariamente son problemas de crecimiento en gatos pequeños y aumentar la posibilidad de desarrollar algún tipo de cáncer; pero puede llegar a provocar la muerte en los gatos.  

Los principales síntomas de la leucemia felina en gatos pueden ser muy variados. Suelen padecer varias enfermedades, estados febriles, aletargamiento, pérdida de apetito y de peso, mala calidad del pelo, debilidad generalizada, anemia, infecciones… y suelen desarrollar algún tipo de cáncer.

Queremos destacar sobretodo que el virus de la leucemia felina no afecta a otros animales ni al ser humano, sólo a gatos. 

La transmisión de la leucemia felina se da por contacto directo e intercambio de fluidos corporales entre gatos. Esto quiere decir que se puede transmitir de un gato enfermo a uno sano a través del acicalamiento, peleas, mordeduras, montas o a veces incluso al compartir comederos o bebederos. También se transmite con la leche materna.

Si lo prefieres, contacta con nuestro servicio a domicilio para reservar una cita.

Cuando un gatos es infectado con leucemia felina el grado de enfermedad depende de su sistema inmunitario; pueden pasar tres cosas. Una parte de los gatos, los más fuertes, se inmunizan. Otra parte superan al virus, no enferman, pero quedan como portadores con el virus latente que puede reactivarse en cualquier momento. La última parte de gatos quedan infectados; pueden seguir con una buena calidad de vida gracias al tratamiento veterinario o pueden desarrollar enfermedades relacionadas con el virus de la leucemia felina.

Lee sobre las vacunas necesarias para los gatos en nuestro anterior post.

No existen medicamentos ni fármacos de veterinario para tratar el virus de la leucemia felina; lo único que puede hacer el veterinario es hacer tratamientos de soporte para síntomas y enfermedades provocadas para que los gatos tengan una buena calidad de vida. 

Como la leucemia felina es una enfermedad sin cura que afecta a nuestros gatos es tan importante su prevención mediante la vacunación del veterinario. La vacuna de la leucemia felina es capaz de prevenir la infección de los gatos sanos, pero si un gato ya esta enfermo no será efectiva. Los gatos sanos pueden liberarse, con una eficacia de casi el 100%, de la enfermedad de la leucemia felina. Por eso es aconsejable que el veterinario vacune a todos los gatos, tanto los que salen de casa como los que no.

En el centro veterinario Animal Salut lanzamos una campaña de detección y prevención de la leucemia felina; para todos esos gatos que han pasado las vacaciones en campings o casas de vacaciones. 

Detectemos a tiempo la enfermedad y aprovecha para protegerlos para el año que viene. 

 

40% de descuento al realizar el test de leucemia felina

25% de descuento al vacunar de leucemia felina

 

Contacta con nosotros en el 93 340 74 04 o en [email protected]