Prevenir el golpe de calor en animales

Prevenir el golpe de calor en animales

En estos días de tanto calor que estamos viviendo hay que tener en cuenta que nuestros perros y animales sufren igual, o más que nosotros esta ola de calor. Aquí os explicamos porqué es importante tener un veterinario de referencia en épocas de calor.

Si sospechas de un golpe de calor acude a nuestro centro veterinario.

Los perros y animales pueden sufrir tanto que incluso pueden llegar a padecer un “golpe de calor”. Un golpe de calor es un proceso sistémico muy peligroso originado en una mala regulación de la temperatura corporal o en una exposición de nuestros perros o animales a un calor extremo. Cuando sufren un golpe de calor hay que acudir al veterinario ya que nuestros animales y perros liberan azúcares y minerales descompensando su sistema y causando un colapso sistémico.

Cuando nuestros animales o perros sufren un golpe de calor pueden mostrar algunos de los siguientes síntomas: quietud, respiración rápida, vómitos, temblores, mareos, tambaleos, aumento del ritmo cardíaco y hasta pérdida de consciencia.

Si lo prefieres contacta con nuestro servicio a domicilio.

Si tenemos sospecha que nuestros animales o perros están sufriendo un golpe de calor debemos llevarlos rápidamente al centro veterinario. En el camino podemos mojar sus encías con agua, sin forzarle a beber, o humedecer sus axilas, ingles y cabeza con agua; es muy importante no intentar bajar de golpe la temperatura pues podemos causar el efecto contrario, una hipotermia.

En nuestra peluquería encontrarás especialistas de la estética animal que podrán aconsejar y realizar este tipo de cortes.

Por esto es tan importante prevenir este golpe de calor y tener un veterinario de referencia. Aquí os dejamos unos sencillos consejos para facilitar a nuestros perros y animales el aguante de este calor.

CONSEJOS PARA COMBATIR EL CALOR 

 

– Dejar siempre agua fresca al alcance de nuestros animales y perros. Es importante que este agua esté limpio y fresco, por lo que es recomendable ir cambiando frecuentemente. 

– Podemos pulverizar agua fresca; sobretodo es útil en la zona de las axilas, ingles y abdomen. 

– El aire acondicionado es un gran aliado para estos días de calor. 

– Reducir o evitar el uso del bozal siempre que sea posible. Los perros liberan el calor jadeando y el uso del bozal disminuye esta disipación. 

– El paseo de los perros en épocas de calor deberíamos hacerlo en las horas en que las temperaturas son más bajas y siempre teniendo en cuenta el tipo de suelo por donde pasean. Hay una regla no escrita fácil de seguir; si puedes dejar tu mano desnuda apoyada en el suelo 5 segundos, los perros pueden pasear tranquilamente. 

– Hay que evitar hacer mucho ejercicio.

– Buscar siempre lugares frescos. Si los perros viven en un jardín siempre debe haber un lugar con sombra donde cobijarse. 

– No hay que recortar en exceso el pelo de los perros en épocas de calor ya que actúa como aislante de los rayos. Podemos cepillar bien el pelo para eliminar los pelos muertos que bloquean la expulsión del calor. Otra opción es realizar el “corte de verano” proporcionando comodidad y bienestar a los acalorados perros y animales, siempre recomendado por un profesional.

– La comida mejor de noche. Así evitamos que esté expuesta demasiado tiempo al sol, que produce que se caliente y estropee y el perro pierda apetito. Podemos ofrecer comida en lata ya que tiene alto contenido en agua, incluso un poquito fría, para que sea más apetente. 

Esperamos que con estos consejos nuestros animales y perros puedan soportar mejor estas temperaturas veraniegas y este calor intenso que estamos viviendo. 

 

Para más consultas no dudéis en acudir a nuestro centro veterinario o contactar con nosotros.

Contacta con nosotros en el 93 340 74 04 o en [email protected]